Parásitos en perros y gatos: Ascaris y su contagio a humanos


11 En esta ocasión vamos a conocer un poco cómo estos parásitos cómo se transmiten a las personas: Los áscaris se contagian por vía oral, por contacto con animales parasitados y mala higiene, o sus larvas ingresan por heridas microscópicas en la piel. En los humanos estos gusanos no llegan al estadío adulto ni se reproducen, quedando detenidos en uno de los estadíos de larva.

Esta larva que recibe el nombre de Larva Migrans visceral recorre los tejidos del cuerpo hasta que es detenida por el sistema inmune. Los síntomas en las personas que las padecen dependen de dónde se localice el parásito, y en general producen fiebre, reacciones en la piel, dolores musculares y articulares, falta de apetito, trastornos pulmonares, del corazón y neurológicos. También suelen ubicarse en el ojo, en la parte de la retina, afectando la visión al producir lesiones que pueden llegar a provocar la pérdida de la visión.

Por supuesto, estas afecciones tienen tratamiento y las complicaciones de la infestación pueden evitarse con diagnósticos efectuados a tiempo..