Pastor Alemán y problemas de cadera


11 Pastor Alemán y problemas de cadera.

Así como otros canes de gran porte, el perro Pastor Alemán está predispuesto a sufrir displasia de cadera, un problema hereditario localizado en las extremidades traseras del animal y que se caracteriza por un mal desarrollo de su cadera. La displasia de cadera ocurre cuando la cabeza del fémur y la cavidad acetabular, que es donde se articula el fémur, no están bien unidas.

De esta manera, paulatinamente el animal que sufre estos problemas de cadera reduce su capacidad motora, además de padecer molestos dolores y dificultades al caminar. Como son hereditarios, los problemas de cadera del Pastor Alemán pueden prevenirse evitando la reproducción de animales que padezcan displasia, porque es muy probable que sus descendientes sufran el mismo problema, y muchas veces con mayor intensidad. Y es muy importante para el tratamiento una detección temprana de la enfermedad, que se obtiene realizando una radiografía. Hay dos maneras de tratar un Pastor Alemán con problemas de cadera: sin lugar a dudas la mejor es la cirugía, que corrige la displasia sin consecuencias para el animal y sin la necesidad de tomar medicamentos.

Igualmente, cuando un Pastor Alemán no puede ser operado se recurre a ellos, aunque para el éxito del tratamiento el perro tendrá que alterar algunos de sus hábitos. En estos casos habráque controlar la dieta del animal para que no engorde, lo cual empeora los casos de displasia de cadera.

Además hay que incorporar los elementos nutritivos que necesite para su alimentación y evitar el ejercicio excesivo. Relacionados: Pastor Alemán y sus características Pastor Alemán y su carácter Pastor Alemán y moquillo.