Perro Bull Terrier: origen de la raza


11 Perro Bull Terrier: origen de la raza de canes de particular apariencia, es el fruto de las cruzas entre animales de dos variedades que ya no existen, el Old English Bulldog y el White English Terrier.

Los primeros perros Bull Terrier, única raza de ojos con forma triangular, aparecieron a mediados del siglo XIX.

Contrariamente a una popular creencia, la intención al criar estos canes no fue el combate, pero en esta práctica, realizada en forma ilegal, prontamente se destacaron los Bull Terriers debido a su carácter temperamental y fuerte constitución física. El lord James Hinks, que vivió en Londres durante el siglo pasado, era un gran admirador de los perros Bull and Terrier, y decició cruzarlos, con la intención de obtener ejemplares enteramente blancos y mejorar la apariencia de la raza. Para lograr la nueva variedad también participaron ejemplares de perros Whippet, Pointer y Dámata. Pero no fue hasta 1862 la presentación del perro Bull Terrier como raza, durante una exposición canina, y donde se dieron a conocer sus características más sobresalientes: la fuerza y la resistencia características del perro Bulldog, aliadas a la agilidad, inteligencia y rapidez de un Terrier..