Perro, la mascota para la piel de los niños


11 Perro, la mascota para la piel de los niños.

Tener un perro como mascota, además de ser divertido, reduce el riesgo de sufrir algunos eccemas; aunque el efecto de los gatos parece ser contrario ya que aumentaría las probabilidades de desarrollar  afecciones de la piel. Un grupo de científicos de la Universidad de Cincinnati, en Estados Unidos, analizó los casos de más de 600 niños -hasta los cuatro años-, que tenían un  alto riesgo para desarrollar alergias, ya que uno o sus dos progenitores padecían alguna.

Observaron que  los pequeños que habían dado positivo en las pruebas de alergia a los perros tenían menos riesgo de desarrollar los eccemas derivados de dicha sensibilización si durante el primer año de vida habían tenido su propio perro en casa. Por el contrario,  los niños con esta alergia que no habían vivido con perros en este tiempo tenían un riesgo cuatro veces mayor de presentar esta afección dermatológica. En los menores que ya han desarrollado alergia a estos animales, no es aconsejable tener la causa tan cerca, ya que puede convertirse en asma",  sólo en aquellos en los que es probable que la alergia se exprese, aunque aún no lo haya hecho , tener un perro en casa disminuye el riesgo de sensibilización y de ezcema. Relacionados: Perros en el rescate de cadáveres .