Perro salva a su madre en la autopista


11   El amor de madre no tiene límites.

Sin embargo, el verdadero amor de hijo no se queda atrás.

Al menos eso es lo que demuestra estos perros, madre e hijo, en una autopista de Nueva York como escenario. La perra se había roto una pata y no podía moverse. Durante todo el tiempo que permaneció la perra en el asfalto, su hijo se pasó ladrando a los autos para que no la pisaran. Cuando la Policía acudió a la carretera para descubrir el origen del caos que se había generalizado, se encontró con la curiosa escena: el animal se jugaba su propia vida para defender al can herido.

Más tarde se supo que eran madre e hijo. Al momento de llegar la policía, el hijo mostró el mismo celo en el cuidado de su madre.

Se tuvo que recurrir a un lazo para poder acceder hasta el animal malherido, al que después se trasladó en coche para que pudiera ser atendido. El hijo escoltó al coche hasta el destino. La perra se encuentra perfectamente, y se recupera de una pata rota.

Los dueños de los animales se enteraron de lo ocurrido por la televisión, y no podía creerlo.

Hoy ya descansan con ellos..