Plantas tóxicas para los gatos. Amarilis, jacintos, lirios y narcisos


11 Esta es la tercera parte del tema de plantas tóxicas, pero debido a lo extenso del tema y la necesidad de reconocer a las plantas que intoxican a nuestros gatos es que hemos separado la información en varios capítulos.

En esta ocasión se trata de plantas de bulbos. Las Amarilis (Amarylis) no tienen su principio activo bien definido.

El contacto con los bulbos por parte de los gatos generalmente se dá en invierno cuando los sacamos de la tierra para almacenarlos. Al ser ingeridos producen náuseas, diarrea, daño hepático y en algunos casos hipotensión.

La intoxicación no es fatal y el tratamiento es sintomático. Los Jacintos (Hyacyntus) poseen enzimas proteolíticas y ácido oxálico.

La toxicidad es leve con algunos signos gastrointestinales, y el tratamiento es sintomático. Con respecto a los Lirios (Lirium), éstos contienen ácido oxálico, asparragina y toxinas proteicas irritantes, y los gatos son muy sensibles a ellas. Los síntomas son náuseas, vómito, diarrea y fallo renal agudo con anuria (no producen orina), dependiendo de la cantidad ingerida.

En este caso al verse comprometidos los riñones la intoxicación puede ser fatal si no es atendida por un veterinario.

El tratamiento es sintomático y se necesita terapia con sueros para tratar la disfunción renal. Narcisos (Narcissus poeticum : narciso de los poetas) (Pseudo narcissus: junquillo): Contiene los alcaloides licorina y galantamina. La ingestión de los bulbos produce gastroenteritis aguda, con hipotensión y coma.

El tratamiento es sintomático..