Poesía: El caballo


11 Cálmate, caballo de espumosa crin tranquilízate y avanza el paso. Resiste y no te canses, sigue despierto hasta que amanezca. Durante la noche cabalgaré agarrándome fuerte a tus crines. La luna relumbrará con tonos de cobre formando sombras en tus costados. Calor brillante y patas ágiles a los lados de mi corcel de plata. Corre el sudor sobre el semental de cobre bajo la desenfrenada espuma. Nos adentrarás en los bosques y las ramas nos arañarán. Me adentrarás en la noche, corcel de cobre, galopando con aliento humeante. Resiste y no te canses sigue despierto hasta que amanezca. Gorrlaus - R.

Kanerva / H.

Wallgren.