Prevención de la tiña en gatos


11 Enfermedad de fácil transmisión y contagio, la dermatofitosis, más conocida como tiña, hace necesarios algunos cuidados con nuestras mascotas. En primer lugar, es una dolencia que afecta a los gatos que tengan deficiencias en su sistema inmunitaro; mal nutridos o con enfermedades.

Asimismo, se puede dar en animales jóvenes que aún no tienen desarrolladas totalmente sus defensas. Las secreciones producidas por las glándulas de la piel del gato constituyen uno de sus mecanismos de defensa, y evitan la multiplicación del hongo causante de la tiña.

Hay que evitar bañar al animal con frecuencia excesiva, porque se elimina la protección natural de la piel y la mascota se vuelve más propensa a esta enfermedad. Cuando un gato se limpia, también contribuye a la prevención de la infección. Los gatos de pelo largo son más propensos a adquirir tiña porque su pelaje impide que pueda acicalarse completamente. Aunque es difícil evitar su aparición, es importante que la piel del animal esté siempre bien limpia y seca; al bañar al gato, hacerlo con productos adecuados para mascotas; y mantener los espacios en que nuestra mascota habita en perfectas condiciones de higiene..