Prevención del contagio de toxoplasmosis


11 En realidad, no hay mucho secreto en esto de prevenir el contagio de toxoplasmosis.

La clave está en, justamente, evitar todo contacto con los incubadores del toxoplasma gondii, que es el microorganismo que causa la enfermedad. Esto significa que carnes como el cerdo, el cordero o el venado, jamás deben comerse a medio cocer y se deben cocinar durante el tiempo suficiente para que la temperatura interna llegue a 150°F. El contacto con los animales que pueden contagiar la enfermedad, tanto vivos como muertos, es lo que determina gran parte del peligro.

Entonces, tanto en la compañía tanto de gatos y pájaros siempre es mejor usar guantes de goma al limpiar las cajas de excrementos de los gatos y al sacar las heces de las jaulas de los pájaros. También se puede reducir el riesgo de exposición a través haciéndole pruebas para el Toxoplasma gondii a perros y gatos, y manteniendo a los animales dentro de la casa. En el caso de las embarazadas, las recomendaciones son las mismas..