Prevención del parvovirus


11 Evidentemente, la más efectiva de las formas de prevención del parvovirus es la vacunación previa, para lo que hay que consultar con el veterinario acerca de un plan de vacunación, que incluya no solo un combate contra la aparición del parvovirus sino de cualquier enfermedad común que pueda afectar al animal. Como se puede sospechar, son los cachorros quienes son más susceptibles a la infección.

La leche materna es un poderoso agente inmunológico, pero en el caso del parvovirus su capacidad de inmunizar no se desarrolla del todo antes de que su acción pueda resistir al virus. De todos modos, tanto antes como después de la vacunación, no se debe permitir el contacto del cachorro o el perro adulto con materia fecal de otro perro.

Es necesario evitar también todo contacto con perros enfermos y los lugares en que se alojan. Una buena conjunción entre atención del dueño del animal y el contacto desde los primeros días de vida del animal con el veterinario es la clave principal para prevenir el parvovirus..