¿Qué hacer frente a una intoxicación de la mascota?


11 Cuando una mascota presenta signos clínicos como convulsiones, gastroenteritis, señales de asfixia y disminución de sus pupilas sin razón aparente, puede tratarse de una intoxicación.

En estos casos y ante cualquier duda, es imprescindible acudir al veterinario con urgencia y mantenernos tranquilos mientras el animal no es atendido. Lo ideal sería no darle nada a la mascota que no esté indicado por el profesional: muchas veces con la mejor de las intenciones se puede empeorar el cuadro de intoxicación, por proceder sin estar capacitados para ello. En muchas ocasiones, frente a un diagnóstico de intoxicación el veterinario indica como antídoto la atropina, en repetidas dosis hasta que el animal muestre señales de mejoría; es decir, cuando se muestra más alerta y despierto, deja de salivar y dilata sus pupilas, y complementa esta medicación con un sedante. De todas formas, no hay que medicar a la mascota por cuenta propia; sólo el profesional sabe las proporciones justas para cada animal de acuerdo a su tamaño, peso y tipo de intoxicación.

Tampoco debemos adoptar remedios caseros como darle leche o aceite, que no sirven en estos casos. Referido: Mascotia.