Quemaduras en animales


11 Las quemaduras en animales pueden ser causadas por muchos factores.

Algunas de ellas pueden ser provocadas con la actividad de la caza, los incendios, exposición solar, el contacto con la parte inferior de los automóviles y sistemas de escape caliente (motores y tubos de escape de los coches), agua hirviendo, pirotecnia, y también las quemaduras provocadas por productos químicos y descargas eléctricas. Hasta la consulta con el veterinario, deberemos evitar la progresión de la quemadura, con compresas de solución salina o agua frías, y cubrir el área quemada con un apósito espeso, seco y estéril (importante para evitar infecciones).

Si se evita el contacto del aire con la herida, se reducirá el dolor. No se aconseja la aplicación de ungüentos, ya que el veterinario deberá removerlos para evaluar la herida, y será más doloroso aún. Si hay una gran superficie del cuerpo quemada deberá envolverse con una sábana o toalla limpias.

Sobra decir que las quemaduras extensas son una urgencia clínica contra la que hay que actuar con prontitud.

Si hubiera alquitrán adherido a la piel, un remedio casero es aplicar mantequilla en estado casi líquido con unas gasas. En el caso de quemaduras por químicos es importante no reventar las ampollas ni retirar la piel muerta, y evitar la aplicación de remedios caseros. Cabe destacar que las quemaduras por causas eléctricas pueden producir síntomas neurológicos y cambios de comportamiento.

.