Ratas como mascotas. Una compañía tierna y divertida


11 Ya lo sabemos...

casi nadie quiere a las pobres ratas.

Esa es la razón por la que escribimos este artículo. Cualquiera que haya tenido a un roedor como mascota, sea hámster, jerbo, conejo, ratón, sabrá por qué lo hacemos.

Contrario a lo que mucha gente dice, las ratas son animales extremadamente limpios y amorosos.

Claro está que ellas saben de nuestro instintivo rechazo, por eso huyen de nosotros y su guarida no termina siendo otra que alcantarillas, tubos de desagüe y lugares donde los humanos no solemos ir. Es cierto que son posibles pordadoras de rabia, pero también lo son los perros, gatos, murciélagos y casi cualquier animal de sangre caliente. Pero no significa que todas las ratas tengan rabia...

Hoy en día cada vez más personas adoptan a estas temidas criaturas como mascotas.

Por qué será? Porque son divertidas, cariñosas y muy compañeras. Y el video lo comprueba. En un congreso sobre comportamiento animal he aprendido que son, entre los roedores, las mascotas más tiernas de todas.

Y lo he comprobado.

Rescaté de la calle una rata joven atropellada por un automóvil. Creí que estaba muerta.

Inmediatamente le apliqué los medicamentos indicados para casos de urgencia, le administré suero y le dí calor. Comenzó a despertar, y cuando notó que estaba en una jaula y en presencia de un humano se aterrorizó de tal manera que me provocó una profunda tristeza, y preferí retirarme para no torturarla con mi presencia.

Pasaron las horas y fuí acercándome de a poco, hasta que terminó junto a los barrotes bebiendo agua azucarada de una jeringa mientras yo acariciaba sus pequeñas manos. Sí, una rata de la calle...

Al día siguiente, estaba muerta.

No pudo sobrevivir al accidente. Pero me dió una lección de amor que no voy a olvidar jamás..