Razas de pelo largo: el Persa


11 El gato persa, justamente, es conocido por la particularidad de su pelaje largo y sedoso.

Es tan nutrido el pelo que, por el contrario de lo que sucede con la gran mayoría de los felinos, no es capaz de asearse por sí mismo. Por eso, el cuidado de su pelaje es de una importancia vital para la mascota, pues puede generar serios problemas de higiene y, por lo tanto, de salud.

Posee una extensa variedad de tonos: blanco, negro, smoke, bicolores, etc. El tamaño del Persa es medio, tiene una cabeza redondeada, sus ojos también tienen esa forma y su nariz es ancha, aunque bastante corta. En cuanto a su carácter, es un perro tranquilo y con capacidades para socializar tanto con las personas como con otros animales. No tiene problemas, sobre todo, para aceptar animales de su misma especie..