Razas peligrosas


11 Llamamos equivocadamente "razas peligrosas" a aquellas en las cuales los perros son asociados al mal carácter o temperamento agresivo, por ejemplo los Pitbull, Dogo Argentino, Rottweiler, American Staffordshire Terrier, etc.

Pero olvidamos que tras esas razas hay seres humanos. Muchos de estos perros son criados o entrenados para defender la casa, volviéndolos agresivos para que con su sola presencia frustren cualquier deseo de robo, violencia, etc.

Pero hemos formado a un perro agresivo y territorial. Y sucede que elegimos perros grandes, imponentes, y mejor aún si son de esas "conocidas razas"... En los límites del 20% al 30% de determinismo genético, un perro es un perro.

Cualquier raza tiene el potencial y puede desarrollarlo.

Todos los perros pueden ser peligrosos si no nos informamos muy bien sobre su comportamiento. Sabremos que desearán atacar a quien entra en casa sin permiso, pero no nos ocupamos por saber qué actitudes nuestras incitarán su violencia. Entre esas actitudes están permitirles comer antes que nosotros, no recriminarlos o educarlos cuando nos gruñen al acercarnos a su plato, dejarles el alimento balanceado en cantidad para que se sirvan cuando les apetezca (creerán que su alimentación no depende del amo), permitirles lamer nuestras manos, dejar que nos gruñan al acercarnos a nuestra cama, etc.

Todo esto nos quita jerarquía frente a ellos, y ante el mínimo gesto nuestro de insubordinación (que no nos detuvimos en aprender), reaccionarán por naturaleza.

Para terminar cabe aclarar que las razas conocidas como peligrosas se distinguen de las demás por el tamaño y/o la potencia de su mordida..