Retención de huevos en tortugas


11   La retención de huevos en tortugas es algo bastante "normal" de ver, y es una dolencia que muchas veces les cuesta la vida.

Normalmente pueden llevar en su interior huevos fecundados durante mucho tiempo, pero si no tienen una buena alimentación, cantidades suficientes de calcio, un ambiente adecuado para la puesta, u otras causas fisiológicas, no podrán expulsarlos. Los huevos retenidos, con el paso del tiempo acumulan capas de calcio hasta niveles peligrosos, logrando un excesivo tamaño, por lo que no podrán pasar por el oviducto.

También se observan huevos deformes, rotos, que no salen porque lastiman a la tortuga. Como causas fisiológicas (en realidad, patológicas), está la enfermedad metabóloca de los huesos, las deformaciones por falta de calcio, una tortuga débil por no haberse alimentado correctamente antes de invernar, etc. Los signos que deben despertar sospecha son inactividad general, anorexia, vómitos, flujos rojizos o tinción rojiza en los escudos, hemorragias en la boca y polidipsia (beben en exceso). Los huevos retenidos se ven muy bien en radiografías, y el veterinario hará el tratamiento adecuado ya sea administrando calor en su zona posterior, calcio inyectable, drogas que induzcan las contracciones y terapia antibiótica.

Además nos indicará el tipo de dieta correcta y el ambiente necesario para que la puesta sea exitosa.

En los casos en que se repite el cuadro se recomienda evitar el apareamiento.   .