Roedores y lagomorfos, consejos de cuidados


11 Anteriormente les comenté sobre las ventajas de adoptar por mascota a un roedor o lagomorfo, principalmente cuando hay niños pequeños en la casa.

Ahora les daré algunos consejos para ayudar al mantenimiento de estos animalitos. Los roedores y los lagomorfos son asustadizos por naturaleza, debemos adaptarlos a la presencia de personas de a poco.

Iniciar el contacto con estos animales de manera gradual, hasta que podamos tomarlos en nuestras manos. Tratar de nunca dejarlos caer al suelo, esto podrá generarles miedo a ser tocados. En cuanto al alojamiento, lo ideal es tenerlos en jaulas de buen tamaño, cuanto más grandes mejor.

Deben ser bien aireadas, y no deben faltar platos o contenedores con agua y comida. Tener especial cuidado con la limpieza de las jaulas, es bueno que estén forradas con material absorbente, propio para estos espacios.

Observar cuando estén sucias y cambiarles el material, recordemos siempre que los roedores y los lagomorfos no huelen mal. Si la jaula presenta mal olor, es debido a una higiene deficiente..