Salati y Tommy, amistad entre un leopardo huérfano y un perro


11 Salati y Tommy, amistad entre un leopardo huérfano y un perro.

A pocos días del inicio del Mundial de Fútbol todas las miradas están puestas en Sudáfrica, incluso para hacernos conocer las entrañables historias de amistad entre los animales del lugar. Es el caso del leopardo hembra Salati y el perro golden retriever Tommy, que desde que se conocieron se volvieron inseparables.

El encuentro sucedió cuando Salati, huérfana de diez meses, fue enviada por un veterinario local a Glen Afric Country, un centro de ayuda para animales en las afueras de Pretoria. Allí fue recibida por Tommy y su tutor Richard Brooker, el propietario del lugar: un joven de 23 años y alma generosa que cuida a más de 200 animales heridos y sin hogar de 32 diferentes especies. En el espacio de 750 hectáreas conviven elefantes, leones y jirafas. Cuando llegó, Salati estaba delgada e indefensa, pero se recuperó rápidamente gracias a los cuidados de Richard y a la amistad incondicional de Tommy, de quien no se separa ni un solo instante. Relacionados: Historias caninas: la perra Jasmine, un ejemplo de amor maternal Historias caninas: un perro llamado Canelo.