Salud y cuidados del perro Dálmata


11 Salud y cuidados del perro Dálmata.

Dado que el pelo de este perro se renueva constantemente, se necesita un cepillado semanal con un guante de goma especial para pelo liso, que facilita la caída del pelo muerto y su renovación.

Debido a que su manto es blanco, es propenso a padecer afecciones dermatológicas. Respecto a los cuidados, hay que destacar que algunos Dálmatas poseen un problema de sordera congénita que, en algunos perros, es leve y no se detecta, pero la van transmitiendo en mayor grado a sus descendientes; por eso se recomienda una vigilancia periódica por parte de su veterinario. Su alimentación no debe estar cargada de grasas, ya que tiene tendencia a engordar, por lo que se recomienda una dieta sana y equilibrada; es importante no suministrarle pescados. Como es una raza de orejas caídas, es un pèrro propenso a padecer otitis y en los machos son frecuentes los cálculos urinarios, por efecto de una mala alimentación o por la falta regular de ejercicio. Tiene una cierta predisposicón a la sordera, además de frecuentes problemas de piel, en muchos de los casos ocasiondas por la contaminación atmosférica de las ciudades y debido a su pelo corto.

Además de la ya citadas, este perro es propenso a padecer displasia de cadera, torsión gástrica, ataques epilépticos y atrofia progresiva de retina..