¿Se puede bañar al gato?


11 ¿Se puede bañar al gato? Aunque los felinos saben limpiarse solos y en su gran mayoría son animales naturalmente adversos al agua, no hay ningún problema en bañar al gato.

Al contrario, teniendo en cuenta que su "baño natural" no es suficiente para eliminar todas las impurezas que se acumulan en su pelaje. Lo mejor es acostumbrarlo desde pequeño, para evitar que este hábito higiénico le provoque estrés, y tener una rutina quincenal: después del baño, hasta el felino más arisco se siente más relajado y feliz. Antes de darte algunos consejitos prácticos, es bueno aclarar que hay que esperar que el cachorro cumpla 70 días de vida antes de su primer baño, y que no es recomendable higienizar mascotas ancianas si no están acostumbradas. A la hora del baño, es importante utilizar agua tibia, un champú específico -o en su defecto, productos para bebés- y proteger los oídos de nuestra mascota con unas motas de algodón.

Primero hay que higienizar todo el cuerpo, incluyendo las patitas, y por último su cabeza, evitando que entre agua en la nariz y los oídos. Después de retirar el champú con abundante agua, secarlo muy bien: lo mejor es utilizar un secador de cabello a temperatura no muy caliente, pero no todos los gatos se dejan. Si el tuyo no te lo permite, sécalo lo mejor que puedas con una toalla, para evitar que el exceso de humedad en su piel y pelaje favorezca la aparición de hongos..