Shih Tzu: historia de la raza


11 La raza Shih Tzu es antiquísima: hay registros de ella que datan del siglo X a.C., y por supuesto no se sabe con exactitud cómo surgió.

Estos perros son originarios de China y es probable que desciendan de los perros tibetanos Lhasa Apso y de los pequineses. Shih Tzu quiere decir perro león, quizá debido a sus potendes ladridos y a su carácter guardián, y los chinos los criaban para parecerse a esos animales. El Shih Tzu es un perro ligado a la religión budista y a la nobleza: en el siglo XVIII el Dalai Lama obsequió algunos ejemplares al emperador chino; y en los años treinta del siglo pasado se introdujo en las casas de aristócratas de China.

Poco tiempo después la raza desaparece en el país, hecho producido luego de la invasión japonesa. Pero afortunadamente, y debido a su gran belleza y carácter, el Shih Tzu contaba ya con criadores europeos, que tenían por la raza gran admiración y garantizaron su preservación. Más tarde, en los años cincuenta, la raza fue introducida en los Estados Unidos, donde se expandió rápidamente. Curioso es que el Shih Tzu goce de gran aceptación en Occidente, mientras que en China, finalizada la revolución comunista la raza se considere extinta. Referido: Wikipedia.