Síntomas de rabia


11 Los principales signos que aparecen cuando un perro o un gato han sido contagiado por la rabia empiezan a aparecer entre las primeras 2 a 8 semanas desde que el animal fue infectado.

Según los médicos, estos síntomas aparecen en tres fases distintas. La primera de ella se caracteriza por hacerse evidente la enfermedad, mediante el cambio de la conducta de la mascota, especialmente en cuanto a su humor.

Anda torpe de reflejos, tiene fiebre y uno puede ver la mordedura que le provocó la enfermedad. Hay una segunda etapa que es denominada "furiosa", pues se puede notar que la afección llegó a una zona sensible del animal: su sistema nervioso central. Aquí es el mismo cerebro del animal el que comienza a verse afectado: el animal se muestra irritable, ataca a objetos inanimados, su comportamiento sexual se vuelve anormal, entre otras cosas.

Aquí se pueden dar convulsiones. La última etapa es la de la parálisis, que comienza con la zona en donde fue mordido el animal.

En poco tiempo se extiende a la faringe, y el perro comienza a manifestar problemas respiratorios y la mandíbula se paraliza. .