Templos tailandeses cobijan mascotas abandonadas por el brote viral


11 En estos días los Templos Budistas del centro de Tailandia se han convertido en una especie de refugio para mascotas, pues la población al saber de un rebrote de moquillo felino y canino que va acabando ya con muchas mascotas, los están abandonando en las puertas de estos templos. Caso curioso el Templo de la provincia de Phichit, que por verse topado de tantos gatos y perros, no tuvo otra idea que colgar un letrero que dice: "Wat Bung tiene suficientes gatos y perros", "Preferimos ladrillos, piedras, arena, cemento o pintura," para la construcción del templo, decía. El Primer Ministro SAVAK Sundaravej, pidió a los ciudadanos recuperar sus gatos y perros y tratar de vacunarlos contra la enfermedad, pues a tal punto esta afectando a los Monasterios, pues en cada cuarto donde vive un monje debe ser compartido con entre dos a cinco gatos, teniendo en cuenta que el Templo de Phichit cuenta con 50 cuartos, imagínate la cantidad de animales, y siguen llegando. "Aquellos que abandonan sus mascotas en los templos se están trayendo pecados sobre sí, no méritos", dijo un funcionario de alto rango en la Oficina Nacional del Budismo, según citó el periódico Thai Rath. Esta no es la primera vez que la gente toma esta descuidada medida, ya antes ocurrió cuando se supo de la gripe aviar, esta vez los abandonados fueron los pobres pollos.

Esperemos que se solucione esto, por el bien y respeto de las mascotas y de los señores budistas. Fuente: Reuters Latino.