Tifus felino, enfermedad viral en gatos


11 Tifus felino, enfermedad viral en gatos, muy contagiosa entre la especie.

Esta enfermedad, que es muy grave y a menudo mortal para los cachorros, puede prevenirse mediante la vacunación. El tifus es transmitido por el parvovirus felino, que una vez instalado en la mascota provoca la destrucción de sus células, produciendo una disminución en su inmunidad.

De esta manera, queda el animal expuesto a contraer una serie de enfermedades secundarias. Las señales de infestación del tifus felino son decaimiento general, fiebre, pérdida de apetito, somnolencia, vómitos, diarrea severa, excesiva sed y deshidratación. Por lo variado de los síntomas y su similitud con los de otras enfermedades es urgente la consulta veterinaria ni bien aparezca la primera manifestación. El tifus puede contagiarse de diversas maneras; no es necesario el contacto directo entre gatos u otros animales, sino que el virus también se transmite tanto por medio de la sangre y fluidos corporales como por pulgas, jaulas, camas y demás objetos de la mascota.

De igual manera, si una persona que haya estado en contacto con un gato infectado manipula a una mascota sana puede contagiarle el virus. Como dije en un principio, la forma más efectiva de evitar el tifus felino es vacunando a la mascota.

La enfermedad es muy peligrosa en cachorros de hasta 8 semanas, aunque en adultos la expectativa no es mucho mayor. El tratamiento consiste en la administración de medicamentos para reforzar las defensas del animal, además del completo aislamiento entre mascotas sanas y contagiadas. Relacionado: Enfermedades de gatos: Clamidiasis.