Tipos de hernia discal en perros


11   Los perros pueden sufrir dos tipos de hernia discal, llamados Hansen I y II.

Recordemos que esta es una enfermedad degenerativa que cauda mucho dolor y puede tener serias consecuencias en la salud del animal, incluyendo la posibilidad de parálisis. La hernia discal Hansen tipo I es la que afecta a los animales más jóvenes, de 2 a 6 años de edad, y la sufren los perros de las llamadas razas condrodistróficas.

¿A qué se refiere el término? A los canes que tienen cortos los huesos de sus patas, lo cual les confiere un andar peculiar. Ejemplos de estas razas son los perros teckels, conocidos como "salchichas"; además de las razas pequinés, caniche, beagle, cocker, jack russell, basset hound y bulldog. Es común observar en estos perros la degeneración del núcleo pulposo y del anillo fibroso, y esto puede ocurrir desde temprana edad, puesto que sucede con frecuencia después de caídas y saltos. El otro tipo de hernia, la Hansen tipo II es la que padecen los perros de 5 a 12 años, y de razas no condrodistróficas, como es el caso del perro pastor alemán y del labrador.

En estos casos, la degradación del núcleo discal se produce lenta y progresivamente. La hernia discal se calsifica en grados de acuerdo a su severidad, que van del 1, cuando hay una leve compresión espinal; al 5, con parálisis y retención de orina, y de muy reservado pronóstico.

Conviene siempre consultar al veterinario, ni bien aparezcan los síntomas, para evitar la evolución de la enfermedad y la dificultad del tratamiento. Relacionados: Hernia discal en perros Síntomas y tratamiento de hernia discal en perros.