Toxoplasmosis y heces de gatos


11 La relación entre la toxoplasmosis y las heces de los gatos es simple.

Es decir, el nexo que hay entre ambos es radicalmente básico para el contagio de la enfermedad.

Me explicaré mejor. Los gatos adquieren la toxoplasmosis al cazar y comer presas infectadas. Ellos pasan las esporas, precisamente, en sus heces.

Así la trasmiten, especialmente, a otros animales.

El caso de los humanos es igual, aunque suele ser muy raro que se dé. ¿Por qué? Pues porque un gato casero, alimentado con productos comerciales o muy bien cocinados, casi nunca la portará. Aproximadamente el 70% de los humanos han estado, sin saberlo, expuestos a la toxoplasmosis (en la jardinería, al comer o manejar carne cruda, al jugar en la tierra de niños) y, sin embargo, son inmunes..