Tratamiento de hipertiroidismo en gatos


11 Son varias las alternativas posibles para tratar el hipertiroidismo, enfermedad endócrina relativamente común en los gatos de a partir de diez años de edad.

Según estadísticas, uno de cada cincuenta felinos desarrolla esta dolencia. Felizmente, los avances en la medicina veterinaria permitieron la aparición de tratamientos que, suministrados a tiempo, garantizan una vida tranquila y feliz para estos mamíferos. La opción más usada para controlar el hipertiroidismo es la medicación por vía oral, con medicamentos a base de metimazol.

Es un tratamiento barato y fácil de encontrar; el principal inconveniente es que deberá mantenerse durante toda la vida y requiere dos tomas diarias. Puede desencadenar algunas reacciones adversas como vómitos, diarrea, dermatitis y problemas renales. Una opción más sofisticada es la radioterapia con yodo-131.

Consiste en un tratamiento por vía inyectable, que requiere internación durante un período de 3 a 14 días y trata todos los tejidos afectados de la glándula tiroide.

Tiene una eficacia mayor al 90%, y casi no presenta efectos colaterales. La principal desventaja es su elevadísimo costo, además de no estar disponible en todos lados. Por medio de una cirugía se puede remover la glándula afectada, pero es un método que no todos los veterinarios aprueban debido a los riesgos de anestesiar un animal de edad avanzada, además de poder afectar a las glándulas paratiroideas.

Otra desventaja es el alto precio de la operación. Referido: Arca de Noé.