Tratamiento del tumor en mascotas


11 Ya vimos que existen dos formas básicas de tratar a una mascota que tenga un tumor: el médico y el quirúrgico.

En el primer caso, se realiza cuando el tumor no presenta características operables; en el segundo caso, se opera para que no crezca el mismo y pueda ser controlado. En el caso de las mamas, una segunda operación es prácticamente un lugar común, especialmente en casos como el que exige que sean eliminadas toda la superficie de las mismas. En los ovarios se impone la ovariohisterectomía, en donde se los extirpa.

Tiene como desventaja el hecho de que no asegura que con el tiempo aparezcan nuevos tumores en la misma zona. El postoperatorio también exige cuidados y tratamientos especiales. Lo que normalmente se utiliza son medicinas antibióticas y antiinflamatorias.

Se debe usar un vendaje en la zona del abdomen durante cuatro o cinco días posteriores a la intervención.

Los puntos deben ser sacados a los ocho o diez días. Y, lo más importante, el control del veterinario debe ser como mínimo cada tres meses. Relacionado: Tumor de mamas en mascotas.