Tributo al gato Cheshire


11 Este gato loco, sonriente, que bailaba sobre su cabeza y que se dasvanecía y aparecía cuando se le antojaba, ha sido uno de los personajes más llamativos del cuento "Alicia en el país de las maravillas", de Lewis Carroll. Y lo que más ha marcado los recuerdos de muchos, fue su sonrisa.

Existe una frase en inglés que dice algo así como "sonreír sardónicamente como un gato de Cheshire".

En la onírica historia de Alicia, este gato loco desaparecía gradualmente hasta que sólo quedaba su boca, y una enorme sonrisa. Este es nuestro tributo al gato que ha dejado una marca de ternura en el corazón de muchos. " - ¿Cómo sabes que yo estoy loca? - preguntó Alicia. - Tienes que estarlo afirmó el Gato- , o no habrías venido aqui. - ¿Y cómo sabes que tú estás loco? - Para empezar -repuso el Gato- , los perros no están locos.

¿De acuerdo? -Supongo que sí - concedió Alicia. - Muy bien.

Pues en tal caso - siguió su razonamiento el Gato- , ya sabes que los perros gruñen cuando están enfadados, y mueven la cola cuando están contentos. Pues bien, yo gruño cuando estoy contento, y muevo la cola cuando estoy enfadado.

Por lo tanto, estoy loco.

".