Trucos para educar al cachorro (I)


11 En esta serie de entregas abordaremos una cuestión fundamental en la relación entre el dueño y su mascota, la educación temprana de los cachorros. Al igual que ocurre con los seres humanos, los años primeros de vida son fundamentales en el comportamiento del animal, que aprenderá cuestiones que llevará a lo largo de toda su vida. En esta primera nota veremos un aspecto típico de los cachorros: las travesuras.

Cuando vuestro perrito haga una cosa inadecuada, es necesario asociar tal comportamiento con una sensación desagradable. Una buena herramienta es hacer sonar un ruido fuerte al momento de la travesura.

El cachorro asociará esa sensación molesta a su comportamiento, y a futuro procurará no repetirlo. Es de suma importancia, por tanto, reñirle en los momentos oportunos, ya que hacerlo en cualquier ocasión ordinaria provocará que la mascota no asocie correctamente la dupla travesura-castigo. Esta es una regla que debe aplicarse para obtener resultados positivos en el adiestramiento de vuestra mascota. Por lo tanto, anotad: ¡es de suma importancia asociar sensaciones desagradables a actitudes incorrectas! Verés cómo vuestro cachorro dejará de lado los malos comportamientos.

¿Quién quiere oir un ruido desagradable? En una próxima entrega seguiremos respasando más acerca de esta fundamental etapa en la vida de nuestras mascotas..