Tumor de células escamosas. Parte 2


11 En la mayoría de los gatos se presenta pasados los once años de edad, aunque hay algunas excepciones.

Para el tratamiento están la extirpación quirúrgica, criocirugía (se matan los tejidos con frío), quimioterapia, radioterapia y fotoquimioterapia. El problema es que al ser tan pequeño el rostro del gato, las cirugías no pueden ser muy extensas, y pueden quedar restos que produzcan de nuevo el tumor.

Además, mientras el gato siga exponiéndose al sol, seguirán apareciendo estos tumores. Para prevenir la aparición o reaparición de estos tumores, es importante acudir prontamente a la consulta con el veterinario, un gato con inflamación en las zonas blancas de su cabeza, o que parezcan heridas, significa que es posible que sufran esta enfermedad. Habrá que evitar que se exponga al sol, o deberán usarse tatuajes para pigmentar esas zonas, y aplicar cremas con filtro solar.

Es importante agregar que el estrés ayuda a que se expresen la mayoría de los tumores, en todas las especies incluyendo a los seres humanos..