Tumor de Sticker


11 Este raro tumor contagioso para los perros se transmite por contacto sexual o social.

El TVT o Tumor Venéreo Transmisible se presenta espontáneamente en los perros y afecta los genitales externos y otras membranas mucosas.

La forma en que se contagia es por células neoplásicas que se desprenden del tumor y entran en contacto con las del perro o perra sana durante el contacto sexual o social, ingresando por pequeñas abrasiones o lesiones en la mucosa. Lo veremos como una masa en forma de coliflor, al principio rojiza y más adelante rosada o grisácea, en el prepucio del macho, vulva, vestíbulo y vagina de la hembra; y si fue por contacto social lo encontraremos en los labios, cavidad bucal y nariz. Notaremos la presencia de líquido sanguinolento, lamerán la zona afectada y sentirán molestias, e incluso podrán desprender un olor pútrido debido a las zonas de células muertas del tumor.

Se trata de un tumor maligno, aunque su capacidad de crecimiento y formación de metástasis dependen del estado inmunitario que presenta el perro.

Puede crecer muy rápidamente durante las primeras semanas y luego lentamente, y en algunos pocos casos se ha observado que prácticamente desaparece en un lapso de seis meses. En los casos en que produce metástasis, la ubicación más común son los ganglios de la zona, pero cuando el estado inmunitario es deficiente, puede extenderse logrando ubicarse incluso en cerebro, ojo, testículos, vísceras abdominales o torácicas. Como tratamiento están la cirugía (aunque puede volver a expresarse); la quimioterapia, con muy buenos resultados luego del tratamiento durante cuatro a seis semanas, ya que produce una regresión del tumor en solo 15 días; y también la radioterapia se considera en estos casos.

Para prevenirlo, deberemos controlar a nuestras mascotas sexualmente activas.

Este es otro buen motivo para pensar en la esterilización, tanto de nuestros perros como de aquellos otros que no tienen dueño ni hogar. .