Un oso entra en un restaurante acompañado de sus crías


11 Esta noticia tanto curiosa como cómica estuvo dando vueltas en la página de msn.

No hay muchos detalles, pero cuenta que un oso pardo entró en un restaurante rumano acompañado de sus oseznos, derribó mesas y ante la sorpresa de los presentes se sentó como si fuese un cliente más. Como si esperase que le trajesen el almuerzo, este enorme animal permaneció sentado junto a sus crías y la realidad es que provocó más espanto que encanto, ya que su conducta poco amigable asustó demasiado a los que fueron testigos de esta simpática aparición.

Obviamente ningún mesero se atrevió a ofrecerle el menú... Al cabo de un tiempo, tanto el oso adulto como los pequeños fueron hacia la cocina del restaurant y se sirvieron con lo que encontraron a su alcance. Una vez satisfechos se retiraron del local, antes de que lleque la policía y el personal de vida silvestre. Noticias como estas nos dan cada día la prueba de que nunca perderemos nuestra capacidad de sorprendernos.

Esperemos que estos tres osos traviesos hayan sido devueltos a su hogar sin correr peligros..