Una serpiente como mascota


11 En los últimos años se ha puesto de moda, dar cobijo a toda clase de reptiles y anfibios, por esto es ya bastante común tener como mascota a una serpiente.

Poco a poco las personas han desechado esa mala imagen de ser el animal que logró expulsar del paraíso a Adán y Eva.

De cualquier forma, cada cultura alberga un sentimiento distinto hacia este temido y respetado reptil. Para que puedas mantener una mascota como ésta en casa, necesitas antes, llenarte mucha información acerca de sus costumbres, alimentación, temperatura y hábitat ideal. No todas las serpientes se pueden criar en cautiverio, la investigación que realicen te llevará a saber que serpientes son las más aptas para ello. Al igual que los anfibios, las serpientes se diferencian de los mamíferos en el punto de no controlan su temperatura corporal por sí mismas, sino que ésta se regula por el medio ambiente donde se les tenga.

La temperatura ideal de los reptiles está entre 20 ºC y 40 ºC.

La piel de las serpientes es seca, no tiene glándulas. Muchas de ellas son carnívoras en su etapa adulta, y se alimentan de presas como ratas y ratones, peces, aves, gusanos y grillos, además de flores y hojas. Por todo esto, debes estar 100% seguro de querer por mascota a este mítico reptil, no vaya a ser que lo descuides y pierdas luego el interés..