Venenos comunes en el hogar. Intoxicación en gatos


11 Tenemos en nuestro hogar una batería de químicos nocivos y hasta fatales para nuestras mascotas dentro de la casa.

Y es importante tomar conciencia de ello para cuando debamos acudir al veterinario por una sorpresiva intoxicación.

A tomar nota: Raticidas (Ej. arsénico, estricnina, talio): Provocan desasosiego, dolores abdominales, vómitos, hemorragias y diarrea.

Potencialmente mortales. Anticongelante: Produce falta de coordinación, vómitos, convulsiones, entrada en coma.

Potencialmente mortal. Alcohol, metaldehídos: Provocan depresión, vómitos, colapso, deshidratación y coma. Potencialmente mortal.

Hay que saber decirle al veterinario qué ha ingerido. Analgésicos (ej.

aspirina, paracetamol): Veremos falta de coordinación, pérdida de equilibrio y vómitos. Si el gato ha ingerido paracetamol, se le pondrán las encías azules.

Potencialmente mortal.

Los analgésicos usados por los humanos son tóxicos para los gatos. Desinfectantes, productos de limpieza (ej. fenoles): Producen vómitos, diarreas, síntomas neurológicos, tambaleo y coma.

Potencialmente mortal. Antiorugas (ej.

metaldehídos): Provoca salivación contínua, contracciones musculares, vómitos, diarrea, falta de coordinación, convulsiones y coma. Potencialmente mortal.

Normalmente el tratamiento es eficaz si se aplica a tiempo. En todos los casos la consulta urgente con el veterinario puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte de nuestro gato.

No debemos perder tiempo ni esperar que produzca su efecto ningún remedio casero. Sí podremos consultar al veterinario telefónicamente para que nos diga qué hacer hasta que lleguemos al consultorio..