Zoonosis, enfermedades transmisibles entre animales y humanos. Peste


11 La peste es una enfermedad infectocontagiosa que afecta tanto a animales como a humanos, y es causada por la bacteria Yersinia pestis.

Se considera una de las zoonosis reconocidas más antiguas y de las más virulentas y potencialmente letales enfermedades bacterianas.

Se estima que a lo largo de la historia han muerto de peste más de 200 millones de personas, convirtiéndose así en la enfermedad infecciosa más letal de todas las conocidas hasta la fecha. Aunque se conocen más de 200 especies de mamíferos que pueden ser infectados con Yersinia pestis, los roedores son los reservorios más importantes y los únicos que tienen importancia a largo plazo desde un punto de vista epidemiológico. Como poseen una moderada resistencia a la infección, pueden eliminar bacterias sin verse gravemente afectados.

El vector de la enfermedad es la pulga de la rata.

Para que una pulga sea infectante es necesario que sufra un fenómeno conocido como "bloqueo". En condiciones normales, la pulga pica a un animal infectado y succiona sangre que pasa al estómago donde es digerida. En este caso, la pulga no es infectante.

Pero si la temperatura ambiental es baja, los enzimas gástricos no funcionan adecuadamente y parte de la sangre puede quedar indigerida en el estómago, donde se forma un coágulo en el que las bacterias se multiplican activamente.

Con el estómago bloqueado, la pulga no logra hacer una digestión, y empieza a tener hambre. Se vuelve voraz y pica a cualquier hospedero para continuar alimentándose. Sin embargo, no logra satisfacer su hambre, pues durante el proceso de alimentación, la sangre no puede fluir a través del estómago bloqueado, y consecuentemente parte de esta sangre es regurgitada, arrastrando con ella bacterias y produciendo así el contagio del animal picado.

Finalmente, la pulga muere de inanición.

De ahí la importancia que la temperatura tiene en la transmisión de esta enfermedad. La mayoría de los contagios se producen por la picadura de pulgas procedentes de roedores. Otro tipo de contagios se pueden producir a partir de la mordedura o arañazos de gatos y otros carnívoros infectados, por ingestión de animales muertos, por la manipulación de cadáveres de animales afectados por la enfermedad, o por inhalación de bacterias a partir de la forma neumónica humana (peste dímica).

Normalmente se pueden producir cuatro formas de la peste: bubónica, septicémica, neumónica y neurológica.Fuente: wikipedia.