Zoonosis, enfermedades transmisibles entre animales y humanos. Psitacosis


11 Esta zoonosis es causada por una bacteria muy particular, la clamidia psittaci, que se encuentra en muchas especies de aves, siendo las más importantes las palomas y las aves de pico curvado (loros, cotorras y cotorritas, etc.

) aunque no se deben descartar otros tipos de aves.

Cuando se da en psitácidas (loros, cotorras, etc) se llama psitacosis, y cuando ocurre en otras aves se llama ornitosis. Las aves en libertad pueden vivir con el agente causante de la enfermedad (Clamydia psittaci), sin manifestar síntomas. Al vivir en cautiverio, el stress, la suciedad y el hacinamiento ayudan a que se desarrolle la enfermedad.Cuando se observa a este tipo de aves con problemas de salud, mal estado del plumaje, deposiciones diarreicas y pérdida del apetito, deben tomarse precauciones y concurrir al veterinario, pues se puede estar frente a un cuadro de psitacosis. La transmisión a los seres humanos se produce cuando se aspiran partículas aéreas conteniendo las bacterias causantes de la enfermedad.

Esto suele ocurrir cuando se convive con aves en condiciones de circulación libre por el hogar (loros o cotorras sueltos), por lo tanto estos animales efectúan sus deposiciones dentro del hogar, o cuando se mantienen a las aves en jaulas dentro del hogar con poca ventilación y mal higienizadas. Los síntomas en las aves pueden presentarse aislados o varios simultáneamente.

Estos son: plumas erizadas, pérdida del apetito, secreción óculo nasal, dificultad respiratoria, diarrea, pudiendo llevar a la muerte del ave. En los humanos la sintomatología se manifestará luego de un período de incubación de 5 a 14 días.

Puede pasar inadvertido, presentarse como un estado gripal o causar neumonías y complicaciones nerviosas (meningoencefalitis). Prevención: Cuando ingresamos aves a nuestro hogar se recomienda no tenerlas con circulación libre en el hogar, tenerlas siempre en jaulas y que las mismas se ubiquen en el exterior de las casas.

Limpieza diaria del piso de las jaulas con abundante agua, para evitar la desecación de la materia fecal y así impedir la formación de micropartículas infectantes. Además es conveniente realizar un tratamiento con antibióticos en agua de bebida a todas las aves del hogar, al menos dos veces por año.

De esa manera nuestras mascotas estarán protegidas, así como los miembros de nuestra familia. (la conjuntivitis observada en la imagen es un signo típico de psitacosis) Fuentes: veterinariosursf y bernades.