A la DGT le viene demasiado grande el control del tráfico


11 Los números de muertos en la carretera no disminuyen a pesar de las medidas y de la "imaginación" de la Dirección General de Tráfico (DGT), y a pesar de los muchos controles y radares y efectivos que se dedican por exclusiva a la vigilancia y control de las carreteras. Por eso el Congreso de los Diputados cree que ese órgano es demasiado limitado para un problema tan grande, y estiman que se necesita un organismo intergubernamental, con más capacidad ejecutiva y que coordine los cinco ministerios implicados (Educación, Sanidad, Justicia, Industria y Fomento). Y es que a los últimos datos de la mala señalización y estado de las carreteras españolas, se suma la descoordinación entre los organismos oficiales.

Pero el problema parece ser el dinero: la DGT aporta nada menos que 200 millones a las arcas del Ministerio de Interior por tasas y sanciones y, de crearse un órgano interministerial, ese dinero tendría que repartirse. A lo que hay que añadir falta de competencias y autoridad en comunidades y autónomas y ayuntamientos, algo bien visible con el carnet por puntos, donde aún hay municipios que no lo aplican. En definitiva, un maremagnum de confluencias en un organismo mastodóntico y que, a pesar de ello y de su enorme presupuesto, se ve incapacitado para conseguir una mejor salud vial de las carreteras españolas. Alcance de la noticia: España Referencias: Elmundo.