Autobild testea el Bugatti Veyron


11 ...y se quedan pasmaos, debería continuar la noticia.

La lástima es que no se hayan centrado mas en el motor y no tanto en su velocidad, pero me imagino que cuando se tiene una cosa así entre manos lo que menos piensa uno es en recapacitar como un ser humano normal y corriente. Los últimos segundos, con el alerón trasero del coche completamente levantado (que cumple dos funciones: refrigeración y apoyo a la frenada) son memorables, uno de los mejores finales que podrían darle al vídeo, sin duda. El enfoque de los discos de freno al rojo vivo también es digno de mención.

No os lo perdáis. Y si alguien se queda con ganas de mas, os recomiendo el vídeo del Bugatti Veyron el mes pasado en Madrid que no pude colgar aquí, pero que podéis visitar en este enlace de YouTube.

.