BMW M3, primera parte


11 Aquí está la máquina.

El BMW M3 es el coche más deseado por los jóvenes.

Muchos han soñado y siguen haciéndolo con el M3. Es el cumplable de tantos sueños húmedos.

Es un mito desde que salió a la luz la primera generación.

Desde entonces se convirtió en una leyenda, todo el mundo quería probarlo. Han pasado muchos años desde entonces. El de ahora no tiene nada que ver, es mucho más potente y su diseño atrae más miradas que antes.

En esta primera parte vamos a comenzar hablando del exterior, nos queda mucho por delante... Diseño exterior: Tiene detalles de un coche de altas prestaciones.

Por un lado destacan las 4 salidas de escape, situadas dos a cada lado. Junto a ellas hay un paragolpes que hace bonito el conjunto.

Todos los BMW M tienen planteamiento similar en el aspecto exterior. La unidad de pruebas sólo estaba en este color azul.

En un principio iba con la intención de traerme uno de color plateado. Creo que es un color que da más morbo y lo hace más deportivo.

De todas formas no estoy para quejarme de eso precisamente. La cara del M3 se podría calificar como de enfado.

El capot se encuentra ligeramente abultado junto con el paragolpes que hacen de él un coche que invita a retar en un circuito. Debajo de esa cara esconde un motor V8 que ya tendremos la ocasión de arrancarlo en la segunda prueba. Se puede comprar con cambio manual de 6 marchas o bien con cambio secuencial de doble embrague DKG.

La ventaja de ser automático es que reduce el consumo de gasolina un 24%, pero la conducción se hace mucho más aburrida.

Eso fue una cosa que no me gustó. A la izquierda de la palanca de marchas se encuentra la denominación Power. Al contrario de lo que ocurre en los M5 y M6, este botón no reduce la potencia al motor, sino que lo único que hace es que la respuesta del coche a los movimientos del acelerador sean más inmediatos y precisos. En la segunda parte daré una valoración en general sobre el M3, un poco de conducción, el consumo de gasolina y por último veremos más a fondo el interior.

No obstante, no te olvides que arrancaremos el delicioso V8 de 4.0 litros para ver las sensaciones. Continuará... Alcance de la noticia: España Relacionados en MotorSpain: BMW X5 2010, imágenes e información oficial.