Coches de aire comprimido, alternativa a los eléctricos o pila de combustible


11 Motores de aire comprimido, alternativa a los coches eléctricos o de pila de combustible.

La sustitución de los motores de combustión como solución a la movilidad de coches o motos, parece adjudicada a los coches eléctricos o de pila de combustible.

Sin embargo, hay otras empresas que ven una tercera alternativa, la del aire comprimido. La Aerolínea AirFrance KLM ha sido la primera empresa a la que se le han entregado, en periodo de pruebas, las primeras unidades del coche AirPod, de la empresa francesa MDI, para iniciar el período de pruebas con los que reemplazar a los que tiene, actualmente, la compañía aérea, en su flota de coches. Este período de pruebas se realizará en el Aeropuerto Charles de Gaulle de París y Chipol de Amsterdam. En el primero servirá para llevar herramientas y en el segundo transportarán personas. En cualquier caso se trata de coches de las mismas características: carrocerías de fibra de vidrio, de 2 metros de largo, 300 kilogramos de peso, 250 kg de carga, tres plazas, 200 kilómetros de autonomía y 70 km/h de velocidad máxima.

El coste de cada 100 kilómetros de desplazamiento será de un euro. El coche tiene un aspecto ovalado, con tres ruedas, conducido con un joystick, ideal para recorridos cortos con un motor de 5,5 CV de potencia.

El coche toma aire del exterior, lo comprime gracias a un compresor, almacenándolo a continuación en un depósito. Se puede cargar con aire comprimido sólo en tres minutos.

La corriente de aire a alta presión es la que pone en funcionamiento al motor, expulsándolo a 20 grados bajo cero. Aparte de MDI hay otras empresas que están desarrollando motores eficientes movidos por aire comprimido, como la familia canadiense Saint Hilaire o la propia MDI con Tata, aunque se desconoce en que momento se encuentra..