Diseños participantes en Los Angeles Challenge 2007


11 Audi, GM, Mazda, Honda, Mercedes-Benz, Nissan, Toyota y Volkswagen compiten entre sí en el Reto de Diseños de Los Angeles Auto Show 2007, sin prácticamente limitaciones, solamente las de la propia imaginación. Diseños atrevidos, extraños, sin forma e incluso con toques abstractos se mezclan entre sí, compartiendo casi todos algo común: la vanguardia, con un toque futurista rayando la ciencia-ficción.

Gracias a ello a los vehículos se les puede dotar de camuflajes, mimetismos, una tecnología que les aporta casi poderes...

Cuando se celebre el Salón de los Ángeles (dentro de 35 días) se dará a conocer al ganador. Mientras tanto, aquí los tienes todos. Y no son pocos. Audi: Virtuea Quattro Estamos en el año 2057.

Audi desarrolla un vehículo de hidrógeno, respetuoso con el medio ambiente y dotado de exteriores holográficos que puede elegirse el diseño a mostrar.

De ahí su nombre: Virtuea, de "Virtual". La unidad que se conduce, la propia unidad "material", es un coche muy aerodinámico, asemeja la forma de un submarino. Sobre ella, una proyección holográfica puede ser lanzada para que los demás vean la forma del vehículo que tú desees en cada momento.

Un dia puedes tener un Audi de 1930...

pero al siguiente lo puedes transformar en un Auti TT, por ejemplo. GM: OnStar ANT Tu mundo es un caos, y la ciudad en la que vives y te mueves no lo es menos. Pero el OnStar ANT puede moverse por tí en ése ambiente, no te preocupes.

Sabe decirte qué puntos del tráfico son los más conflictivos, y actuar en consecuencia.

Su sistema de tres ruedas omnidireccionales ("nanorb") hace que pueda moverse en cualquier dirección, cambiar de rumbo y de sentido fácilmente. Todo su cuerpo ha sido optimizado para el movimiento.

A bordo, la computadora Quantum te crea espacios virtuales de alta definición y personalización para hacerte sentir más a gusto. Mazda: MotoNari RX El nombre procede de un legendario guerrero japonés, y es un coche realmente agresivo.

Porque te hará sentir la carretera gracias a millones de microscópicos actuadores, que estimulan como si tu piel fuera la piel de la carretera. Es una experiencia psico-somática, una de las formas más profundas de iteracción entre hombre y máquina, tu te conviertes en el coche y el coche se convierte en tí. Además, toda su estructura es re-prototipable, es decir, puede cambiar de forma y adoptar tu propia musculatura.

El movimiento lo dan nanomotores estáticos. Honda.

Power Four Este es un coche. Pero son cuatro a la vez.

Una solución ingeniosa: pueden viajar todas las personas desde el mismo punto, pero ir dividiéndose para acercar a cada una de ellas a su diferente destino. Esa será la forma de viajar en el año 2050.

Además, su funcionamiento híbrido con energía solar le hace poder desplazarse largas distancias sin necesidad de repostaje. El precio por repostaje se hace realmente barato. Además, cada uno de los vehículos que se subdividen entre sí son realmente bonitos, cada cual más impresionante si cabe.

Y, por supuesto, cuenta con todas las ayudas robóticas posibles, módulo de inteligencia artificial incluido. Mercedes-Benz: SilverFlow Si recuerdas el "metal líquido" de Terminator 2, entonces te sonará este concept, porque está construido con un material parecido, y gracias a ello ahorra tiempo y espacio para aparcar. Este vehículo también puede cambiar su aspecto exterior, pero no lo hace sólo "visualmente" con hologramas, sino "físicamente", gracias a micro-partículas metálicas que pueden convertir su exterior en modelos y formas pre-instaladas. Sus delgadas ruedas, como anillos, giran en el interior de sus propios guardabarros y llantas. Nissan: OneOne En el año 2057 los robots se han convertido en parte integrante de la vida humana.

Apenas una imperceptible línea divide la máquina y el hombre. Y el Nissan OneOne es la última mascota: amigable, compañera y parte integrante de la familia del futuro. Guiada por un sistema de posicionamiento (como el GPS), el OneOne lleva los niños al colegio, a gimnasia, etc., y los trae de nuevo a casa.

Es un nuevo nivel de movilidad.

Sus ruedas, semejantes a las de los patiens, permiten girar flexiblemente y dirigirla con rapidez hacia los puntos de destino. Toyota: Biomobile MECHA En el año 2057 el espacio en el planeta Tierra cada día está más disputado.

Unido a eso, la contaminación y la degradación ambiental llegan a cotas catastróficas. Por eso Toyota crea el Mecha.

Este vehículo utiliza la polución del aire para crear su propia energía, es un superviviente, el último depredador urbano, una evolución para devolver el equilibrio natural. Sus ruedas con nano-laser le permiten desplazarse en todas direcciones, girar a velocidades vertiginosas, y hacer movimientos impensables.

Además, su forma estructural puede cambiar, y puede convertirse en un coche pequeño y manejable, o grande y con mucho espacio, según las necesidades. Volkswagen: SlipStream Este vehículo funciona por energía solar gracias a sus modernos paneles hiper-eficientes, y como solución a la falta de espacio y para evitar congestiones, se mueve en posición vertical. No obstante en zonas abiertas y autopistas puede alcanzar grandes velocidades, por lo que se va poniendo en horizontal a medida que acelera para ser más aerodinámico, llegando a superar los 400 km/h. Alcance de la noticia: Internacional (Salón de Los Ángeles) Referencias: MotorAuthority.