El 1957 Plymouth Belvedere ya ha sido desenterrado (fotos y vídeos)


11 Repasemos la historia.

En 1957, concretamente un 15 de junio, un Plymouth Belvedere Sport Coupe "nuevecito" fue enterrado en la población de Tulsa (Oklahoma), Estados unidos, en el marco de la celebración de los 50 años de la ciudad, en un sarcófago gigante creado para la ocasión, y envuelto en plásticos con la intención de que, 50 años después, los habitantes del siglo XXI lo desenterraran en lo que se denominó una "cápsula de tiempo" (como reza la inscripción de su placa), o, también llamado por algunos, "viajero del tiempo". Pero aparte del coche, también incorporaron con él una serie de productos de la época, como cerveza, peines, un pintalabios, un paquete de cigarrillos...

y un bote de tranquilizantes. Lo cerraron con cemento y crearon una curiosa apuesta: la persona que acertara la población de Tulsa en el año 2007, se quedaría con el Plymouth. Todo ello permaneció allí, en la intersección de las calles Sixth Street y Denver Avenue, en una plaza donde sólo una placa recordó el evento durante todos estos años. El "desenterramiento" debería haber sido mañana, pero ayer, día 13, se decidió abrir la cámara.

Pero, ¡oh, sorpresa! En lugar del flamante automóvil, los expectantes espectadores se encontraron con una caja llena de barro y agua, al parecer, la cámara acorazada no era tan impermeable como se creía, y en todos estos años se estuvieron filtrando humedades. Tanto es así que tuvieron que bombear el agua, pero como había pasado tanto tiempo, y no se sabía muy bien si podría ser tóxica, se vieron obligados también a llamar a los bomberos. Resulta curioso que la cámara acorazada, construida para "sorprender al futuro" con la tecnología del Plymouth y para resistir incluso ataques atómicos, ¡no había resistido unas goteras! El coche no ha sido desembalado todavía, pero todas las fuentes indican que, por desgracia, el espectáculo no va a ser muy bueno, ya que no se prevee que esté en buen estado.

Quien sabe. Seguiremos informando. Mientras tanto, volvamos a finales de los cincuenta y revivamos en vídeo aquél momento en que unos americanos decidieron enterrar su tecnología, de la que se sentían tan orgullosos, para la posteridad. Momento en que entierran el Plymouth Belvedere el día 15 de Junio de 1957: Momento en que lo desentierran el día 13 de Junio del 2007: Más sobre la noticia: Carscoop Más datos: Galería de todo el proceso de desenterramiento.