El caso de las matrículas clonadas


11 Verdaderamente curiosa este caso que me encuentro hoy en el periódico de Lanzarote.

A grandes rasgos, nos encontramos con un ciudadano que le roban las matrículas de su coche, él lo denuncia, y a partir de ahí todo lo que le ocurre al otro coche con sus matrículas robadas, se lo envían a él. Es decir: un señor anda por ahí con las matrículas de otro coche, haciendo delitos y saltándose las normas a la torera, y le culpan a otro.

Increíble. Lo último que vivió este señor fue el embargo de su sueldo: resulta que el que le robó las matrículas, se las colocó a otro coche del mismo modelo pero de diferente color, le pusieron una multa, y para cobrarla le embargan el sueldo... pero no el del conductor, sino el del propietario del coche que le habían robado las matrículas. Y la retahíla de delitos cometidos por el conductor con matrículas robadas no acaba ahí: incluso se fue de una gasolinera sin pagar.

Lógico, "que page el dueño de las matrículas", habrá pensado. Vigilad vuestras matrículas, porque como os las quiten y se las coloquen a otro coche del mismo modelo, pueden haceros la vida imposible.

Y ya estais viendo que no sería la primera vez. Más sobre la noticia: Cronicas de Lanzarote.