El Chrysler 300C ya está equipado de serie con el ACC de Hella


11 El ACC (Adaptative Cruise Control) o, en español, "control de crucero adaptable", consiste en un sistema que mantiene siempre la distancia con respecto al vehículo que tenemos delante para así evitar accidentes.

El Chrysler 300C ya equipa, como opción, en su versión 2007, este valioso sistema que consiste en un sensor de luz infrarroja que detecta los vehículos que circulan por el mismo carril y en el mismo sentido de la marcha, procesa los datos de velocidad y ángulo de dirección, y ajustando la potencia del motor y los frenos para que la distancia no disminuya peligrosamente. Este sistema es desconectable, y aunque no prescinde del conductor, sí hace que la conducción sea más cómoda, sobre todo en situaciones de denso tráfico.

Comparado con los sistemas de control de velocidad, el nuevo sistema de Hella es mucho más avanzado, con un alcance de hasta 150 metros y resistente a la suciedad e inclemencias del tiempo (advierte de tales situaciones al conductor). Alcance de la noticia: Europa Más sobre la noticia: Hella.