El coche por energía solar sí es un coche ecológico


11 ¿Recordáis el coche solar de "Pitch black"? Su motor sí que podía considerarse realmente limpio: mediante energía solar (no celdas, la captación era mediante espejos) conseguía alimentar un motor que movía un vehículo bastante voluminoso. Pues bien, este otro invento es más básico, casero, barato y está a la mano de cualquiera, si cabe.

No vamos a conseguir el coche de "Pitch Black", pero sí comprobar que la eficiencia energética no es tan difícil de conseguir a veces como nos hacen creer. Claro que tendremos que olvidarnos de ir a 200 o 300 kilómetros por hora por ahí ni colocarnos de cero a cien en apenas tres o cuatro segundos, pero a la hora de la verdad, casi mejor: más seguros que íbamos a estar y menos accidentes. Lo mejor de los coches solares es que funcionan con una energía realmente limpia, barata, accesible a todos y que no requiere refinado previo ni procesado contaminante.

Además, lo que importa para la comodidad de un coche es, más que nada, el reprise. Y esta clase de coche lo tienen.

A partir de ahí es todo cuestión de engranajes.

En la propia web lo explican: "Carro solar de 0.5 l a partir de una garrafa de agua, que hace de chassis, se colocan dos alambres que hace de ejes. En el interior un motor eléctrico, transmite el movimiento a las ruedas trasera." No era tan difícil. Más sobre la noticia: Permacultura.