El fin de las persecuciones


11 Con el nuevo sistema desarrollado conjuntamente con General Motors, la típica escena filmada desde un helicóptero de un coche de policía persiguiendo a otro vehículo, podría tener los días contados. El nuevo mecanismo funciona sobre el ya existente sistema de localización de vehículos robados mediante GPS.

Cuando el coche se incluye en la lista de vehículos robados, recibe una señal que provoca, de forma progresiva, la pérdida de la potencia del motor, tal como se puede ver en el vídeo. General Motors espera comenzar a utilizar este sistema en 2009, lo que supondrá 1,7 millones de vehículos con este sistema.

A modo promocional, durante un año la suscripción al sistema será gratuita. Alcance de la noticia: Internacional Referencias: worldcarfans.