El Mercedes amarillo de La Coruña no tuvo un final feliz


11 Aunque todos esperábamos (y en el fondo creíamos) que el Mercedes-Benz de La Coruña iba a ser para un coleccionista, finalmente no fué así y acabó entre escombros. Al parecer no se pudo llegar a ningún acuerdo con todos los que aspiraban a adquirirlo, por lo que acabó ganando aquélla frase famosa de "prefiero romperlo que regalarlo". Según publicó ayer La Voz de Galicia, la escena captó la atención de tantos viandantes que se detuvieron a contemplar cómo se terminaba con el "símbolo" automovilístico mientras captaban el momento con las cámaras de sus teléfonos móviles. Gracias a Pedro por el link.