Fisker presenta en París su Karma de producción


11 Henrik Fisker acaba de presentar en el Salón de París la versión de producción del Fisker Karma, el híbrido de alta gama que promete combinar el respeto por el medio ambiente y el placer de la conducción con unos acabados de lujo.

El famoso diseñador danés, creador entre otros del Aston Martin V8 Vantage y el BMW Z8, ha culminado su ambicioso proyecto, después de casi dos años de gestación. El Fisker Karma de serie conserva mucho del prototipo presentado por última vez.

Carrocería de 4 puertas y un largo capó. Mide casi 5 metros de longitud, 1,984 metros de ancho y su altura es de 1,33 metros.

La distancia entre ejes es de 3,16metros.

Monta unas llantas de aleación de 22 pulgadas y un gran techo solar de cristal.  Su escultural diseño guarda hasta 70 patentes sobre su tecnología híbrida y la gestión de energía. El Fisker Karma está animado por dos motores eléctricos que combinados entregan la respetable cifra de  408 CV y elevan el par motor a 1.300 Nm, mientras que el motor 2.0 Ecotec turbo de 264 CV (de origen Opel), sólo actúa como un generador.

Usando el motor de combustión interna, el Fisker Karma dispone de una autonomía máxima de 480 km, mientras que si se mueve sólo con la batería de iones de litio puede rodar durante 80 km.

(modo silencioso). La Carga completa de las baterías a través de una toma de corriente doméstica requiere 6 horas y el consumo combinado es de 2,4 l/100 km, con emisiones de 83 g / km de CO2. El concepto es similar al del Opel Ampera, garantizar la movilidad con emisiones cero en su ciclo urbano y aumentar la autonomía cuando sea necesario gracias al motor Ecotec de GM, que restaurará el estado de la batería cuando ésta alcance su nivel mínimo o bien incrementará la potencia de los motores eléctricos cuando se selecciona el modo Sport 204.

El sistema Q-Drive (Quantum Technologies) permite al Fisker Karma alcanzar una velocidad máxima de 200 km / h con la configuración Sport y de 153 km / h en modo silencioso, parando el crono según sea dicha configuración en 5,9 ó 7,9 segundos tras pasar de 0 a 100 km/h. Para resaltar el espíritu ecológico del Karma, Fisker ha cuidado la elección y elaboración de los materiales empleados para su interior, como lo demuestra el proceso de curtido de cuero que se hace con procesos 100% ecológicos.

Incluso la gamuza sintética se fabrica con materiales reciclados y los acabados en madera utilizados para rematar el habitáculo cuentan con un certificado que asegura forman parte de lo reciclado en incendios forestales, troncos hundidos en el Lago Michigan o árboles caídos durante los huracanes. De la producción del Fisker Karma se hará responsable  Valmet Automotive (Finlandia), firma conocida por la construcción del Porsche Cayman y Boxster y del eléctrico Think City y su objetivo será comercializar  15.000 ejemplares al año de este nuevo híbrido. Los precios del Fisker Karma variaran según el país.

Sirva como referencia lo que cuesta en Italia: 95.000 euros la versión estándar y 115.000 la versión  "Eco Chic". [gallery link="file" columns="4" size="thumbnail"] Fuente: OmniAuto.