Gilles Villeneuve, 25 años sin él


11 Hoy hace un cuarto de siglo desde la muerte de uno de los mejores pilotos que la F-1 jamás haya visto, Gilles Villeneuve, "El Rey sin corona".

A pesar de ser uno de los pilotos más espectaculares y admirados del campeonato, el canadiense nunca levantó un campeonato del mundo.

Aquel 8 de mayo de 1982 Villeneuve (Ferrari) conducía con sangre en los ojos para rebajar el tiempo de su compañero de equipo, Didier Pirono, en los entrenamientos del GP de Bélgica. El francés, Pironi, y Gilles habían roto relaciones desde el Gran Premio anterior, ya que Didier le arrebató el primer puesto de la carrera cuando la táctica del equipo era todo lo contrario. El canadiense se negó a celebrar el segundo puesto en el podium y citó al francés para el próximo Gran Premio que se disputaría en Bélgica, en circuito de Zolder.

Allí fue donde el "Rey sin corona" perdería la vida, en la curva Terlamenbocht, tras salirse de la carreretera debido a las faldillas aerodinámicas, las cuales quedaron prohibidas desde 1983 debido a que hacían despegar a los monoplazas. Más sobre la noticia en:thef1.com .